A pesar de no contar con ninguno de los integrantes de su Big 3 (Jokic suspendido, Porter y Murray lesionados) los Denver Nuggets rescataron una valiosa victoria en casa ante los Indiana Pacers, imponiéndose por 101-98 en un duelo que recién se definió en los instantes finales: un tapón clave de Jeff Green, un doble exigido de Will Barton y un triple fallado por Jeremy Lamb sobre la bocina acabaron siendo los factores diferenciales en el cierre.

Barton no solo se quedó con esa conversión clutch, sino que además fue la figura de la noche, asumiendo su responsabilidad como primera opción ofensiva del dueño de casa: terminó con 30 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, 2 robos, un 11-19 de campo y un 6-9 en triples. Un verdadero partidazo del escolta, cuando su equipo más lo necesitaba.

Por el lado de los Pacers Malcolm Brogdon lideró el ataque con 25 puntos, siendo que también fue brillante lo de Domantas Sabonis (20 puntos, 19 rebotes y 9-14 de campo) y TJ McConnell (16 puntos, 9 asistencias y 8-11 de campo). El problema es que mientras ellos tres se combinaron para un 28-46 de campo, el resto de Indiana registró un muy flojo 12-38.

Esos bajos porcentajes incluyeron al novato dominicano Chris Duarte, quien no estuvo en su noche: 6 puntos, 3 rebotes y un 2-9 de campo en 21 minutos.Tampoco fue bueno lo de otro latinoamericano como Facundo Campazzo, quien solo jugó 7 minutos, repartiendo una asistencia y fallando su único lanzamiento.