Carmelo Anthony está ante una de las últimas oportunidades de su carrera de ingresar a la historia grande de la NBA. Con 37 años, el alero pasó por Nuggets, Knicks, Thunder, Rockets y Blazers pero, a pesar de la importancia de esos equipos, no pudo nunca obtener un anillo de campeón. Ahora, junto a su amigo LeBron James, tiene una oportunidad de oro en Los Ángeles.

Anthony fichó por el salario mínimo de veterano y, junto a un super equipo que además de James, tiene a Anthony Davis, Russell Westbrook y Dwight Howard, buscará ese ansiado título que se le niega desde 2003 cuando fue drafteado en el mismo año que LeBron.

Pero antes de empezar siquiera la pretemporada, Carmelo ya suma detractores. Y uno de ellos es un viejo conocido que lo dirigió entre 2005 y 2011 en su paso por Denver, George Karl. Su ex coach, de ahora 70 años, no tuvo piedad a la hora de referirse a su ex jugador sobre su llegada a Lakers.

"Es un chupón y un defensor de mierda" dijo Karl ante la consulta de un fan en un programa televisivo. La polémica surge desde que los Nuggets cayeron en las finales de Conferencia Oeste ante Lakers en 2009: "Tuve que planificar cuidadosamente las Finales de Conferencia ante Lakers sin que Anthony estuviera presente en la defensa para no arruinar mi plan, ya que es un muy mal defensor".

Esa serie le valió muchas críticas al entrenador, incluidas las del propio Anthony que dijo que por esas cosas nunca ganó un anillo en su extensa carrera al mando de equipos. Karl, visiblemente molesto por esos comentarios, inició una constante pelea con el jugador que terminó con la salida de Anthony a los Knicks en el verano de 2011.

A pesar del tiempo, las heridas no sanan. Pero Carmelo está ante la oportunidad de su carrera de callar bocas y ganar su primer anillo de campeón de la NBA en la recta final de sus años como profesional. Al menos, nadie puede negar que ya se lo merece.