No habrá barrida en las Finales de la NBA. Es más, parece que habrá serie larga luego de que los Bucks dominaran el tercero de la serie ante los Suns, 120-100, con grandes cierres en el segundo y tercer cuarto, además de un Giannis Antetokounmpo con otro 40-10, que permite creer en la remontada y a Chris Paul a seguir con sospechas sobre Scott Foster.

Creencia que no estuvo sustentada en los primeros 12 minutos. Con el 0-2 a cuestas y sin liderar un solo momento en las segundas mitades hasta ahora, se esperaba a unos Bucks a mil por hora, con mayor intensidad para mandar un mensaje temprano, pero no fue así. Comenzaron ganando, pero nunca por más de cuatro, y los Suns se veían cómodos, como demostró otra gran jugada colectiva como la que se llevó las palmas en el Juego 2. Así, ganaron 28-25 el primer parcial, con un Deandre Ayton dominante, con 12 puntos.

Ayton cometió su cuarta con 10:25 en el tercer cuarto. Parecía ser el golpe definitivo, pero el small-ball de los Suns se encendió, comandado por Cameron Johnson y un mate para la posteridad camino a recortar hasta 74-70, pero aparecierno los triples de los Bucks, cuatro de Jrue Holiday en el tercer periodo. Milwaukee se adueñó de los cierres: 30-9 en el segundo cuarto, cerraron el tercero 24-6 para ganar el parcial 38-31 y tener un 98-76 tras 36 minutos, siendo los últimos 12 minutos algo netamente anecdótico, a tal grado que Devin Booker no pisó cancha para sellar así la peor noche de su carrera en los Playoffs.

El regreso a Milwaukee sacó la mejor versión de los Bucks no llamados Giannis. El griego firmó, calladamente, otro gran partido (41 puntos, 13 rebotes), siendo el tercer jugador en la historia con partidos consecutivos de Finales con 40-10, uniéndose a LeBron James y Shaquille O'Neal. Poca cosa.

Aunque Khris Middleton se apagó tras anotar 15 en la primera mitad (terminó con 18), Jrue Holiday aportó 21, tanto Brook Lopez como Bobby Portis sumaron 11 más y Pat Connaughton terminó 8.

Por Phoenix, Devin Booker terminó con apenas 10 puntos 5 menos que su peor marca que era del tercero ante los Clippers, cuando estrenó la máscara de plástico por la fractura en la nariz. Booker se fue 3 de 14 de campo (1 de 7 de triple). Quitando el 6 de 7 de Jae Crowder de triple, los Suns tiraron 3 de 24 detrás del arco. No empacaron los disparos de tres al dejar Arizona.

Hay de nuevo 72 horas de pausa, con el Juego 4 el miércoles de nuevo en la casa de los Bucks, donde buscarán igualar la serie ante su gente, donde tienen marca de 8-1 en estos Playoffs.