Ben Simmons se ha convertido en el centro de las críticas tras la derrota de los Philadelphia 76ers contra los Atlanta Hawks en siete partidos. "Final del proceso", lo expresan desde el entorno, pero además el mismo jugador reconoció su poca aportación en esta temporada.

Shaquille O'Neal, cuatro veces campeón de la NBA, fue critico sobre la actuación del australiano: "Si en los partidos uno y dos de la serie no estoy ayudando a mis compañeros, ¿Qué crees que voy a hacer en el tercer partido? No necesito siete partidos para darme cuenta de que no lo estoy haciendo bien. Eso no me vale. Sé más agresivo, eso es lo que quiero. No me valen todas esas excusas".

Y Shaquille cerró con una fuerte frase: "Si hubiera estado en mi vestuario, le habría pateado el culo. No quiero escuchar excusas, fuera de mi vista".

Los Sixers no participan de las finales del Este desde 2001, cuando Allen Iverson dirigió al equipo hasta el último escalón de su conferencia y lo llevó hasta las finales de la NBA.

La derrota ante los Hawks abre un peligroso panorama para un equipo que fue acusado de tanking como consecuencia de obtener un buen resultado en el Draft para elegir a Joel Embiid y a Ben Simmons. La jugada que desató el enojo de los aficionados y de sus propios compañeros de equipos fue la acción en la que, Ben Simmons, tenía la oportunidad de empatar el partido e inexplicablemente le pasó el balón a Matisse Thybulle, quien luego fallaría un tiro libre.

Luego del partido, Joel Embiid, también criticó varias acciones de juego del encuentro: "Para ser honestos con ustedes creo que el punto decisivo del partido fue cuando teníamos un tiro abierto debajo del aro y terminamos consiguiendo fue un solo tiro libre", expresó el camerunés.