En un ambiente que normalmente era dominado en su totalidad por hombres, es válido preguntar, ¿Cuántas mujeres pueden darse el lujo de decir que han dirigido al menos un partido en la NBA? a pesar de que ya varias féminas han dicho presente en un banquillo de alguna franquicia de la mejor liga del mundo, solo una de ellas es la que ha tenido este privilegio.

Estamos hablando de Rebecca Lynn Hammon, más conocida como 'Becky', otro ejemplo más de superación y de no tener miedo a romper barreras y de contar con la valentía suficiente de asumir cualquier reto que le ha tocado afrontar, y vaya que esta mujer ha sido capaz de salir adelante y dejar bien parada a su género.

Y no se trata de alguien que tuviera limitaciones en su hogar o que sufriera de algún tipo de violencia familiar; sino de una de esas mujeres que desde pequeña siempre tuvo en su mente jugar al baloncesto y ser la mejor en esta disciplina, y con 19 años tuvo la suerte de que en ese momento se instaurara el hoy mejor campeonato femenino del planeta, como lo es la WNBA.

La nacida en el estado de Dakota del Sur, hace 45 años, comenzó a cimentar las bases en el Draft de la liga en 1999, y pese a no ser allí seleccionada, pasó a ser contratada por las New York Liberty, en donde tuviese su primer gran reto al suplantar a la entonces figuraTeresa Weatherspoon. Sus buenas actuaciones motivaron a los San Antonio Stars a incorporarla en sus filas en 2007, equipo donde estuviera por 7 temporadas y en el cual culminara su andar dentro de los tabloncillos.

Becky se retira de la actividad sin haber podido cosechar un anillo de campeón, además de combinar esa experiencia con sus incursiones en el baloncesto europeo, pasando porRusia, España e Italia; pero fue justamente ese paso por la ciudad de San Antonio la que le brindara la posibilidad de alcanzar uno de sus más grandes logros.

En el 2014 recibe el llamado del entonces célebre coach de los Spurs, Gregg Popovich, justo poco después de haber ganado las finales de la NBA ante el Miami Heat, para incorporarse a su 'staff' técnico, consciente de todo el aporte que Hammon le podía otorgar. ¿Quién en ese momento no querría trabajar con alguien como Popovich? Pues Becky tuvo esa gran oportunidad y lógicamente no la iba a dejar pasar.

Popovich, ya con muchos años en la liga, no solo como coach sino también como gerente general de los Spurs, al ver sus buenos dotes para la dirección técnica y conocimientos, la colocó a dirigir al conjunto filial en la edición 2015 de la 'Summer League', con el consecuente gran logro de ganar el título en esta competición.

"Cuando has estado cerca,  ya sabes quien puede entrenar y quien no; Becky es una de esas personas, es una Steve Kerr, una Doc Rivers, tienen una idea del juego en la que quieren seguir participando", fueron las palabras de Popovich en una entrevista hacia 'Bleacher Report', haciendo hincapie en las habilidades que ya le observaba a Hammon como entrenadora.

El destacado ex jugador español Pau Gasol, quien jugara por tres temporadas en el conjunto tejano, ya había tenido palabras de elogios hacia la entrenadora en potencia, al manifestar en unas declaraciones públicas que "Hammon sabe entrenar muy bien en el baloncesto de la NBA"; esto viniendo de alguien como Gasol, puede significar muchos quilates.

Luego de varias temporadas acumulando minutos y experiencias al costado de Gregg Popovich, su momento de gloria llegaría un 30 de diciembre del 2020; en un encuentro típico de ronda regular ante los Lakers, y restando 3:55 para culminar la primera mitad, era expulsado 'Pop' del partido, teniendo que entregarle las llaves del escenario a una 'Becky' que de ninguna manera titubeó en recibirlas, convirtiéndose así en la primera mujer en dirigir oficialmente un encuentro de la NBA.

Cabe acotar que antes de que llegara a los Spurs, Lisa Boyer ya había sido la primera dama en formar parte de algún staff técnico en la liga, con los Cleveland Cavaliers en el 2001; sin embargo, nunca pudo ejercer formalmente la dirección técnica en algún partido oficial, como si lo pudo hacer 'Becky' en aquella noche.

Tras unas muy buenas siete temporadas con San Antonio, 'Becky' no continúa siendo la mano derecha de Popovich, y comenzó una especie de especulación sobre si se volvería a ver dirigiendo a otra franquicia de la NBA. Lo cierto es que esta valiosa experiencia le llevaría de regreso a su hábitat original, la WNBA, siendo contratada por Las Vegas Aces a finales del 2021.

Y los resultados siguieron hablando por sí solos, en su primera incursión como primera entrenadora, ha llevado a las Aces a la postemporada, cerrando con 26-10 la fase regular, venciendo incluso a las Seattle Storm de la mismísima Sue Bird; ahora, desde esta semana afrontando por primera vez la etapa de los 'Playoffs'.

Becky Hammon fue exaltada al Salón de la Fama del baloncesto femenino, el pasado 11 de junio de este año, en reconocimiento a su gran aporte en su etapa de jugadora, pero sobre todo en el aspecto técnico, en su estadía con los Spurs, abriendo las puertas a otras féminas a seguir incursionando en el planeta NBA, ya no solo como asistentes, sino también como ejecutivas y hasta propietarias de franquicias.

Hoy en día se pueden contabilizar hasta siete mujeres que se han incorporado a distintos  equipos en su personal técnico, mostrando buenos pergaminos; otro ejemplo más de que la NBA ha podido entender que esto no es solo un juego de hombres, y que el talento puede ir mucho más allá de poseer el sexo masculino.