La NBA de a poco deja el espacio que las mujeres merecen. Directivas, dueñas de franquicias y parte de staff técnicos son los puestos que, de a poco, muchas están logrando abarcar. Pero a veces no es suficiente y las mujeres necesitan más, como Becky Hammon.

Hammon fue asistente de Gregg Popovich en San Antonio Spurs hasta ayer, cuando New Orleans Pelicans le puso fin a la temporada de los texanos al eliminarlos en el play-in por 113-103. En medio de los rumores que indican que el mítico entrenador dejará su cargo, lo que sí está confirmado es que Becky dejará la franquicia para mudarse a la WNBA donde la espera el puesto de entrenadora en jefe de Las Vegas Ace.

El puesto de coach es lo que anheló en toda su estancia en la NBA en el banquillo de los Spurs. En 2014, inmediatamente después de retirarse como jugadora en San Antonio Stars, recibe la invitación de Pop para sumarse a su equipo como asistente, siendo la primera mujer en tener dicho cargo.

En 2015 dirigió a San Antonio en la Summer League y ganó el título

Para 2015, fue designada como la entrenadora principal de los Spurs para disputar la Summer League, título que la franquicia terminaría ganando, subiendo la consideración de Hammon exponencialmente, dada su capacidad táctica y motivacional.

Incluso, en diciembre de 2020 se convirtió en la primera mujer en ser coach principal de un equipo en un partido de la NBA. San Antonio se enfrentaba a Los Ángeles Lakers y, a falta de unos minutos para el descanso, Popovich fue expulsado por protestar. Inmediatamente le indicó a Hammon que se hiciera cargo ella por el resto del partido.

En 2020 se convirtió en la primera mujer en ser coach principal en un partido al reemplazar a Popovich

Todo este currículum no fue suficiente para que Becky tuviera una oportunidad como head coach, a pesar de que los rumores la vincularan con varias franquicias que la sondearon. La última fue en la previa de la temporada pasada, cuando Portland buscaba coach y Hammon era una de las candidatas. Finalmente terminaron escogiendo a Chauncey Billups y Becky dijo basta.

"Esto no se trataba realmente de sí la NBA o la WNBA, se trataba de que yo estuviera lista para tener un equipo o no. Y yo lo estaba. De alguna manera, a veces siento que la NBA está cerca de contratar a la primera mujer entrenadora; pero en otras ocasiones, siento que está muy lejos", declaró mostrando su frustración de no conseguir el puesto que se merecía.

"Me senté en entrevistas en la NBA para ser primera entrenadora y la gente me dijo dos cosas: ‘solo has estado en San Antonio’ y ‘nunca has sido primera entrenadora’. En Las Vegas me vieron como primera entrenadora desde el principio. Mark Davis (propietario) y Nikki Fargas (presidenta) me dijeron, ‘Eres nuestra primera entrenadora desde ya’, y por eso me atraparon", mencionó. Cabe destacar que Billups, al momento de ser elegido en Portland apenas tenía unos meses de experiencia en Los Ángeles Clippers antes de dirigir a los Blazers

Antes del partido de Play-In del equipo contra los Pelicans, el entrenador en jefe de los Spurs, Gregg Popovich, anunció que la ex entrenadora asistente dejó los Spurs para comenzar su trabajo con las Aces. “Esta es una gran oportunidad para que ella destaque sus muchas habilidades. Su sentido intuitivo del juego y su capacidad para enseñar servirán muy bien a las Aces mientras instituye su sistema y cultura”.