Siguen los reconocimientos a los jugadores de mejor desempeño en el último mes de baloncesto en la NBA, luego de que se diera a conocer que Devin Booker y Jayson Tatum han sido los mejores, cada uno en sus respectivas conferencias.

Pero asimismo, la liga ha premiado también a los mejores jugadores de primer año, tomando más en cuenta sus números individuales que la actualidad de sus equipos; hablamos de Bennedict Mathurin de los Indiana Pacers, y Jalen Williams en las filas del Oklahoma City Thunder.

No es algo que en realidad sorprenda mucho, ya que era más que evidente el buen juego que venía mostrando la selección de primera ronda del pasado Draft de parte de los Pacers, siendo suplente y con un promedio cercano a los 20 puntos por encuentro, siendo una verdadera amenaza para los jugadores titulares de este equipo.

Mathurin sin duda ha sido de los más constantes y que más ha aportado a la racha positiva de los de Indiana, quien se ha podido combinar con otros buenos desempeños de Tyrese Haliburton, Myles Turner y Buddy Hield, y este equipo se ha podido ubicar entre los cuatro primeros de la conferencia del Este.

Mientras que en el lejano oeste, un joven de nombre Jalen Williams ha hecho de las suyas y se ha convertido en la revelación de un conjunto del Thunder, sobre todo en las últimas dos semanas, aunque forme parte de un equipo que ha mostrado mucha inconsistencia y que, a diferencia de los Pacers en el Este, se encuentran en la parte baja de su zona, luchando con los Lakers, Spurs y Rockets.

Y es que este chico, si bien no posee unos números exorbitantes, con un promedio de 10,7 puntos y 3,2 rebotes, acaba de tener su mejor partido en su año de novato, al marcar 27 puntos ante los Spurs  en la última victoria del Thunder, y de alguna forma ha puesto su grano de arena.

A Williams se le ha entregado la responsabilidad de suplantar la ausencia importante e inesperada del ‘pick’ 2 del Draft Chet Holmgren, y de momento no ha decepcionado, en un equipo que tiene al canadiense Shail Gilgeous-Alexander como su héroe sin capa, y que también han tenido en Josh Giddey, Luguentz Dort, Tre Mann y Aleksej Pokusevski como su staff de reparto.

Muchos quizás esperaban que el novato sensación Paolo Banchero del Orlando Magic estuviera entre los galardonados, incluso teniendo una buena primera temporada como profesional; pero el haber estado ausente por varios días y la actualidad negativa de su equipo quizás no le ayudó mucho; aunque sabemos que es su año y sigue siendo candidato firme al “Rookie of the Year”.