La jugadora de ascendencia dominicana, Katie Benzan trabajará en el área de operaciones de Utah Jazz según anunció la propia atleta en su cuenta de Twitter.

Benzan es reconocida como la primera jugadora de ascendencia dominicana que juega con un equipo de la WNBA, la liga femenina de la NBA de Estados Unidos.

Pero ahora también será la primera dominicana en fichar para un equipo de la NBA en funciones de oficinal.

"Estoy emocionada de anunciar que me uniré a @utahjazz", escribe Benzan. "¡La oficina principal de Operaciones de Baloncesto! ¡No puedo esperar para comenzar en Salt Lake City!".

Benzan jugó para el equipo Washington Mystics esta temporada en la WNBA donde tuvo una ligera participación con ese conjunto.

Fue dejada libre, según anunció el pasado 16 de mayo de 2022, Kareem Copeland, del Washington Post en su cuenta de Twitter.

La noche del pasado 8 de mayo marcó el debut de Benzan en la Women's National Basketball Association la reconocida superliga como WNBA.

Katie Benzan se encargó de llevar la ascendencia de Quisqueya a su punto más alto, cuando el 8 de mayo de este 2022, hiciese su debut junto al conjunto de los Washington Mystics de la Women´s National Basketball Association (WNBA), convirtiéndose en la primera dominicana en pisar la duela de dicha liga.

Benzan, escolta de 5-6 de estatura, no logró ser elegida por ningún equipo en el draft de ingreso para novatas de la WNBA, aunque resultó haciendo el equipo en las clínicas de pretemporada del conjunto capitalino, siendo así la última invitada de su roster.

Katie, nacida el 16 de mayo del 1998, originaria de Wellesley, Massachusetts, es hija de John Benzan, abogado dominicano radicado en los Estados Unidos, de acuerdo a citas de múltiples medios.

La escolta de ascendencia dominicana inició su paso hacia las esferas del mejor baloncesto del mundo, siendo jugadora por la universidad de Harvard, donde cursó las categorías First-Year, Sophomore y Junior desde el 2016 al 2019, luego cambiando de rumbo hacia Maryland.

Una vez formando parte de la universidad de Maryland, logro escalar en las categorías de Senior y Graduate Student.

Junto a su cambio universitario, lo que la llevó a formar parte de un nuevo equipo de baloncesto, por igual trajo consigo una nueva directriz en sus inclinaciones académicas, cursando en Harvard la carrera de Psicología, hasta graduarse en periodismo y alcanzando un máster de la misma profesión en Maryland.

Katie logró ser una jugadora bastante galardonada en sus años en el básquet colegial, recibiendo en su último año como universitaria Mención de Honor en los AP All-America, así como dentro del Segundo Mejor Equipo de la conferencia Big Ten en la NCAA.