LosBoston Celtics parecen estar predestinados. Tuvieron un camino muy duro, un camino muy competitivo para llegar aquí. El mas difícil en mucho tiempo para finalista alguno, Brooklyn, Milwaukee y Miami, todos muy buenos equipos.

Boston ha tenido más éxito en la temporada regular contra los Warriors que nadie en la era de Steve Kerr; de hecho, los Celtics son el único equipo que tiene récord de victorias contra los Warriors (9-7) en este periodo. Eso significa algo. No significa todo para el resultado de esta Final, pero significa algo.

En conjunto, esta serie de campeonato tiene la creación de un clásico. También es extremadamente difícil de predecir. Los Celtics y los Warriors se enfrentaron solo una vez después de la fecha límite de cambios, en un juego el 16 de marzo que no contó con Andrew Wiggins y vio a Curry sufrir una lesión en el pie que lo dejó fuera por el resto de la temporada regular. Hay un poco que sacar de esa noche, pero mucho ha cambiado desde entonces para tratarlo como una proyección de lo que está por venir. Cada jugador relevante en ambos lados está golpeado/energizado por las tres rondas de playoffs que acaban de soportar para llegar a esta etapa.

Los Celtics están perfectamente equipados para vencer a los Warriors. Curry, obviamente, es un jugador fantástico. Por otro lado, el otro equipo tiene al Jugador Defensivo del Año, Marcus Smart. Derrick White es incisivo, un gran gestor de faltas ofensivas una de las grandes debilidades deJordan Poole. Sera interesante ver a White y Smart caer detrás al trio de tiradores de los Warriors, defensa como la que no han tenido hasta el momento.

Cortes al aro y rebotes ofensivos. A diferencia de los Mavericks, los Celtics si tienen una excelente protección del aro. Tanto los 14.5 puntos en segundas oportunidades y los 12 cortes de balón que promediaron por partido no existirán a tal magnitud obligando a los Warriors a buscar otras vías para buscar los puntos. Incluso, este factor deberá jugar a favor de los Celtics que tienen mas tamaño en sentido general.

Versatilidad. Es un equipo sumamente versátil. Boston puede jugar grande con Robert Williams de centro o tal vez Horford. Pueden jugar pequeño con Grant Williams. Pueden cambiar mucho. Son físicos.

¿Ventaja de la casa? Golden State tiene la ventaja de jugar en casa, así que hay que darles eso. Esa es una ventaja, especialmente cuando llegas al Juego 7. Pero en su serie anterior, Boston ganó tres juegos en Miami. Simplemente creo que los Celtics tienen confianza. Sus estrellas han demostrado que están a la altura de las circunstancias.

Experiencia. Los Warriors están en su sexta final en 8 años. Stever Kerr es mas experimentado que Udoka. Pero en general los jugadores de los Celtics realmente tienen mas experiencia. Solo el Big Three de los Warriors conoce estas instancias, todos los demas están debutando en finales o en rondas lejanas de playoffs. El núcleo de los 4 grandes de Boston ha llegado a tres finales de conferencia juntos, han crecido y se han desarrollado juntos fracasando vez tras vez en finales de conferencia.

Arbitraje. Sería interesante ver es cómo llaman los oficiales a la serie. ¿Permiten que Boston sea físico y frenen a Golden State con sus cuerpos aguantando, golpeando, chocando, impidiendo el progreso? ¿O dicen: 'No vamos a permitir eso'. ¿Estamos llamando a esta serie de cierta manera?' No juego a juego, sino básicamente toda la serie: ¿cómo van a oficiar la serie? Solías escuchar el término 'libertad de movimiento'. Eso, para Steph Curry, es muy importante. ¿Marcus Smart y los defensores (de los Celtics) en el perímetro sujetarán e impedirán el progreso de Curry?

Sucedían muchas cosas en las finales de la Conferencia Este, todas las cargas y los fracasos. Y esos mismos funcionarios van a oficiar las finales. Verás a Scott Foster y James Capers, todos los mismos muchachos. Pero tienes que navegar a través de todos los fracasos y la mierda falsa. Algunas de ellas son faltas. Pero los buenos jugadores, los jugadores inteligentes, te encierran un poco y te dicen: 'Voy a hacer que toques el silbato porque me estoy cayendo'. Pero esa serie era sobre cargas, tirarse y ponerse cuerpos unos sobre otros. No sé qué pasa cuando empiezas a hacer eso en Golden State, contra Golden State.

Si permites que Golden State juegue con libertad de movimiento, si les permites jugar su juego ofensivo, no hay nadie que pueda vencerlos. Si dices, 'Marcus Smart, se te permitirá poner tu cuerpo sobre un tipo o subirte a Klay Thompson e interrumpirlo con tu cuerpo y alcanzar y empujar la pelota dos o tres veces por juego', entonces nosotros Están jugando baloncesto al estilo de los Boston Celtics. … Boston está venciendo a todos los equipos que intentan jugar con físico. ¿Qué va a prevalecer: el físico de Boston o el tiroteo de Golden State?”.

¿Pueden los Warriors anotar en la media cancha contra esta defensa de los Celtics?

El D de Boston no fue moldeado específicamente para ser un antídoto de Splash Brothers, no con Giannis Antetokounmpo y Joel Embiid existiendo como gigantes interiores dentro de la Conferencia Este, pero la capacidad de cambiar cada pantalla lejos de la pelota y luego aplanar los pick-and-rolls. con individuos del mismo tamaño que podrían manejar al bloqueador y al manejador de la pelota uno a uno, no se logra sin la amplia influencia de Steph Curry y Klay Thompson.

Si pudieras crear una defensa desde cero que se construyó para acorralar la ofensiva de movimiento caótico de Golden State (todas las acciones divididas, los cortes y las pantallas), sería la que están a punto de enfrentar. Cambiar es un principio básico de la identidad de Boston. Los Rockets de 2018 son una especie de modelo, pero 1) ese equipo tuvo que enfrentarse a Kevin Durant, una red de seguridad que podría hacer que las posesiones rotas parecieran voluntarias, y 2) los Celtics no tienen a nadie como Ryan Anderson o el ocasionalmente perdió a James Harden en su lista. Ninguna vulnerabilidad obvia los convierte en el hueso más duro que Steve Kerr haya tenido que roer.

Conclusión. Desde enero y se unieron, los Celtics probablemente han sido el mejor equipo de la liga. Ganar dos Juegos 7 contra equipos realmente buenos te da una gran confianza. Los Celtics son mas físicos, mas grandes, dominaran las segundas oportunidades, protegen el aro mejor que cualquier rival de los Warriors y tienen los mejores defensores perimetrales para defender a Stephen Curry y Klay Thompson. Los Celtics no parecen tener debilidades más allá de las perdidas de balón, aspecto donde los Warriors llevan la voz cantante. Hay aproximadamente 900 elementos más que hacen que pensar en esta serie sea tan divertido. Tanto los Warriors como los Celtics están hechos para ganarlo todo, con planes de contingencia que podrían superar el Plan A de la mayoría de los equipos. Tienen talentos de todos los tiempos, jugadores de rol dispuestos y entrenadores brillantes. Los márgenes son estrechos y elegir un ganador se siente como tirar una moneda al aire. Pero como una apuesta por la madurez ofensiva de Tatum y la mejor defensa de la NBA, Boston en seis es mi eleccion.