El apoyo familiar para cualquier atleta de alta competencia es fundamental y mucho más cuando se viene de un entorno completamente deportivo.

Al Hoford, jugador de los Celtics de Boston quiénes están jugando la final de la NBA ha recibido con creces el espaldarazo de su esposa Amelia Vega quién fuera Miss Universo en el 2003.

Al Hoford a la izquierda.

Vega, a sus 37 años habló sobre lo que está viviendo su esposo dentro de las duelas el cual se ha convertido en un pilar fundamental en uno de los quintetos más importantes en la historia de la NBA.

La periodista dominicana Laura Bonnelly entrevistó a la señora de Hoford en el tercer partido de la final del mejor baloncesto del mundo entre los de Boston contra los Golden State Warrios quiénes van por debajo en la menciona serie.

"Después de 10 años algo he aprendido sobre el baloncesto (...) me defiendo y lo gozo no me puedo controlar a veces, pero voy subiendo como va el partido", comentó la mujer más bella del certamen de Miss Universo de 2003.

Uno de los puntos de éxitos del ala-pivot del club del trébol es que siempre se mantiene sereno pese a estar o no en la denominada hora cero.

"Al (Hoford) es un tipo super tranquilo, siempre está en sus cabales, nunca se pone nervioso y tiene un temple que nunca he visto en un ser humano",manifestó Vega en una entrevista con Bonnelly.

Quizás el legado deportivo de la familia Hoford pueda continuar, ya que su hijo de tan solo 7 años ha mostrado un pequeño interés en vestir una camiseta sin mangas y pisar los tabloncillos.

Uno de los puntos importantes en la carrera de Hoford en su madurez ha sabido manifestar las derrotas y los malos juegos. Este desde hace algunos años "deja los problemas en el estadio"de acuerdo a  Vega.

Vega manifestó que estas alegrías que está teniendo su familia espera que la "República Dominicana la sienta".