Mientras los Boston Celtics viven un sueño del que no quieren despertar, hay un jugador dentro de su nómina que está más sumergido en el idilio que cualquier otro. Estamos hablando de Al Horford, el experimentado dominicano de 35 que contra todo pronóstico se ha erigido como uno de los pilares fundamentales del éxito de su conjunto.

Luego de convertirse en el primer baloncestista quisqueyano en clasificarse para unas Finales de la NBA, el nacido en Puerto Plata verá cómo todo el esfuerzo puesto sobre el tabloncillo y el éxito cosechado durante toda esta temporada, verá sus frutos también a nivel económico.

Tremendo bono

Cuando la campaña 2021-2022, Horford tenía un salario garantizado para la zafra 2022-2023 de 14,5 millones de dólares, una cifra para nada despreciable. Sin embargo, su acuerdo tenía ciertas cláusulas que podían elevar ese monto a la estratosférica suma de 26,5 'melones'. Ahora, ¿Qué tenía que hacer este pívot para lograr la mejora? Simple, ganar y ganar.

Gracias al campeonato obtenido al convertirse en monarcas de la Conferencia Este frente a los Miami Heat en un vibrante encuentro número 7, la totalidad garantizada en términos salariales de Alfred Joel Horford se incrementó a 19,5 millones para el siguiente torneo.

Puede ser todavía más

Si los Boston Celtics de Al llegan a ganar el campeonato y se transforman en los nuevos reyes de la NBA, el oriundo de la tierra del merengue gozaría en el venidero certamen de esos 26,5 millones que figuran en su contrato.

Así como él, hay otros jugadores que también se vieron beneficiados de lo conseguido en la cancha. Por ejemplo, Jaylen Brown, quien hace poco bromeó diciendo que él también era dominicano, tiene asegurada una bonificación de 964 mil dólares por llegar hasta esta instancia. Ahora, si él y los suyos levantan el trofeo de campeones, esa cantidad subirá.