El baloncestista dominicano Al Horford tuvo una noche de ensueño al ser el héroe de anoche de los Boston Celtics, los cuales lograron empatar la serie particular en la que están inmersos frente a los poderosos Bucks de Milwaukee a 2 triunfos por bando, luego de derrotarlos por pizarra de 116-108.

Con 30 puntos en su cuenta personal y 16 de ellos en el último periodo, el de Quisqueya sacó a relucir su calidad y fue el gran guía de la ofensiva del cuadro de Massachussets.

Sin embargo, hay que reconocer que su juego en la primera mitad del compromiso fue bastante promedio, y no ocurrió esa explosión de nivel y categoría hasta bien entrada la segunda parte, sobre todo el último cuarto. Pero, ¿Por qué ocurrió esto? Bueno, quizás la entrevista posterior al encuentro al propio Horford contenga la respuesta.

Lo miraron feo

Según el oriundo de Puerto Plata, tras un mate justo antes del descanso del medio tiempo, Giannis Antetokounmpo le miró de una manera que no le gustó, ya que sintió que se trataba de una especie de reto. Sobre ese gesto en particular dijo lo siguiente:

"No sé qué me dijo, pero cómo me miró no me gustó, y en ese momento creo que algo cambió en mi partido".

Pagó con la misma moneda

Más tarde, en la apertura del último tramo, Al Horford tuvo la oportunidad de desquitarse de la estrella griega de una manera fenomenal. Tomando la bola desde más atrás de la línea de 3 puntos, atacó el tablero y logró hacer un dunk donde de manera no intencional y totalmente legítima, golpeó al dorsal 34 de los locales con el antebrazo para dejarlo tendido sobre las tablas.

Fue una actuación brillante para el de la tierra del merengue y los Celtics, que ahora buscarán aprovechar el envión anímico para ponerse en ventaja en la serie.